Monseñor Monsalve me ofreció dinero si renunciaba a defensa de niños abusados: abogado

La arquidiócesis de Cali culpó a los papás de los abusos sexuales de un sacerdote, según revela El Espectador.


Por: Redacción Digital Blu Radio

El abogado Elmer José Montaña denunció, en entrevista con BLU Radio, que Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, le ofreció pagarle sus honorarios para que renunciara a la defensa de los niños abusados por el sacerdote William Mazo.

 

“La segunda o tercera vez que hablé con él en la Arquidiócesis de Cali, Darío de Jesús Monsalve me propuso que la Iglesia me pagaba a  mí los honorarios profesionales si yo renunciaba al caso. Cosa que no acepté”, denunció.
Agregó que el prelado le dijo que hacía la propuesta porque quería asumir directamente el hecho.
“Dígame cuáles son sus honorarios. Renuncie al tema y nosotros nos encargamos de las víctimas. Eso para mí fue irrespetuoso y le puso en manifiesto que eso era grosero y que era una falta gravísima a la ética”, enfatizó.
Dijo que, en ese sentido, Monsalve tiene un “doble discurso”.
“De dientes para fuera es una persona que envía un mensaje que lo posiciona como un pastor destacado en la Iglesia y en privado asume posiciones como estas: tratar de corromper el abogado de la contraparte”, indicó.
Montaña denunció también que por no aceptar el dinero la Iglesia inició una campaña en su contra.
De hecho hay un documento, que yo se los puedo hacer llegar, en donde le pongo de manifiesto a él que contrataron una psicóloga para que se den a la tarea de buscar a las víctimas y disuadirlas para que no presentaran el incidente de reparación”, dijo.
“De hecho la psicóloga lo que les decía a las víctimas era que si ellas insistían en el proceso penal iban a ser condenadas al infierno. A ese extremo llegaron”, agregó.
De otro lado, el jurista manifestó que la Iglesia no ha reconocido la responsabilidad en estos hechos y que la única propuesta de indemnización que ha hecho es una misa en la parroquia donde sucedieron los hechos.
Sobre el argumento que expone la arquidiócesis en su defensa, el abogado expresó que este señala que hubo una “omisión grave” por parte de los padres por permitir que estuvieran cerca del sacerdote.
“Lo que está diciendo la Iglesia es que la responsabilidad aquí es exclusiva de los padres al no haber previsto que un sacerdote de la Iglesia católica podía abusar de los niños”, indicó.
Agregó algo más grave aún: “La Iglesia se atreve a decir que realmente los responsables del delito son los niños, a quienes califica de viciosos y maleducados”.
Pone al sacerdote como víctima de unos niños pervertidos, que en esa época tenían entre 9 y 11 años de edad”, confesó.
William de Jesús Mazo Pérez fue hallado culpable de abusar sexualmente de cuatro menores de edad en el oriente de Cali, en 18 de julio de 2009.  El sacerdote fue condenado a 33 años de prisión por su responsabilidad en los hechos ocurridos en la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, del barrio Alfonso Bonilla Aragón.
Los familiares de los niños abusados realizarán el próximo 1 de marzo un plantón frente a la sede de la Arquidiócesis para exigir al arzobispo Darío de Jesús Monsalve que cambie de postura y además que cumpla con la indemnización ordenada por la justicia.

Leave a Response